Oración del Papa por los «Nuevos Mártires»


Con su alegría al recibir al Papa Francisco, la Comunidad de San Egidio presenta el programa de la visita y de la Oración del Santo Padre – el 22 de abril a las cinco de la tarde – en Basílica romana de San Bartolomé, encomendada a la misma Comunidad, y dedicada, desde 1999, a la memoria de los «Nuevos Mártires», por voluntad de Juan Pablo II.

En la Liturgia de la Palabra, intervendrán también parientes y amigos de tres de los numerosos testigos de la fe, cuya memoria se conserva en la iglesia de la Isla Tiberina:

Karl Schneider, hijo de Paul, Pastor de la Iglesia Reformada, asesinado en 1939 en el campo de Buchenwald porque había definido los objetivos del nazismo, entonces en el poder, como «inconciliables con las palabras de la Biblia»

Roselyne, hermana del P. Jacques Hamel, asesinado en Rouen, en Francia, el 26 de julio de 2016, cuando acaba de celebrar la Santa Misa

Francisco Hernández Guevara, amigo de William Quijano, un joven de San Egidio en El Salvador, asesinado en septiembre de 2009, porque con las «Escuelas de la Paz» de la misma Comunidad, ofrecía a los adolescentes en el barrio en el que vivía una alternativa a las «maras», pandillas de jóvenes que siembran terror en ese país de América Central.

El Papa Francisco, después de su homilía, rendirá homenaje a las seis capillas laterales de la basílica que conservan las reliquias de los mártires de Europa, África, América y Asia, del comunismo y del nazismo.

En el curso de la Liturgia, se encenderán algunas velas para acompañar cada oración que se pronunciará en memoria de los testigos de la fe del siglo XX hasta nuestros días. Desde los armenios y los otros cristianos de las Iglesias víctimas de masacres perpetradas durante la Primera Guerra Mundial, a los mártires de la paz y del diálogo, como los monjes trapenses de Nuestra Señora del Atlas en Argelia y don Andrea Santoro en Turquía. También de quien ha sido asesinado por la mafia, como Don Pino Puglisi, en Italia, y los numerosos misioneros que, en tantas partes del mundo, han entregado su vida por el Evangelio.

Un recuerdo que abrazará todos los continentes, uniendo nombres más conocidos como el del Arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, a otros menos conocidos.

Se rezará también por los Obispos Mar Gregorios Ihrahim y Paul Yazigi, así como por el P. Paolo Dall’Oglio, secuestrados desde hace tanto tiempo en Siria, de los cuales no se tiene noticia alguna.

Al finalizar la oración, el Papa Francisco encontrará, en los locales cercanos a la basílica, a un grupo de refugiados llegados a Italia gracias a corredores humanitarios, así como a algunas mujeres víctimas de la trata y a algunos menores no acompañados.

(CdM – RV)

imprimir

15 views
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies